En un artículo del New England Journal of Medicine la Dra. Jane L. Delgado dice que la investigación actual y los estándares de atención médica a menudo reflejan viejas suposiciones en lugar de nuevos datos

5 de febrero de 2022. Washington, DC. Hasta que el sistema de salud haga un cambio fundamental en sus modelos conceptuales de investigación y atención médica, perpetuaremos las barreras que comprometen la salud de todas las comunidades, concluye Jane L. Delgado, PhD, MS, presidenta y directora ejecutiva de la Alianza Nacional para la Salud Hispana en un artículo publicado en el New England Journal of Medicine (NEJM).

“Los muchos esfuerzos sobre diversidad e inclusión solo conducirán a más vidas perdidas si continuamos forzando los datos en los marcos y procesos conceptuales que crearon y perpetuaron las barreras y los conceptos erróneos que aún prevalecen”, agregó el Dr. Delgado.

En el artículo publicado el 10 de febrero de 2022, Más allá de la diversidad: es hora de nuevos modelos de salud, la Dra. Delgado describe cómo una mayor disponibilidad de datos diversos no ha resultado en el desarrollo de nuevos y mejores modelos de salud. Ella proporciona ejemplos concretos de cómo los datos que no respaldan los modelos de salud prevalecientes han sido ignorados o disminuidos. Ella sostiene que el análisis imparcial de los datos sobre la salud de los hispanos y otras comunidades nos habría llevado más allá de los modelos de salud existentes con mejores resultados para todas las comunidades.

La Dra. Delgado propone tres pasos esenciales para desarrollar nuevos paradigmas que puedan conducir a mejores resultados: (1) mayor introspección y discernimiento para identificar las anteojeras intelectuales que hacen que se ignoren los datos clave; (2) el reconocimiento de que los datos de décadas a menudo excluyen información importante sobre partes fundamentales de la población, por ejemplo, las mujeres; y (3) la necesidad de combinar datos de salud pública, medicina, economía, ciencias del comportamiento y entidades comerciales (desde aseguradoras hasta Meta) para crear una base de evidencia que incorpore completamente los muchos factores que definen la vida y la salud de una persona.

“El sistema de salud falla cuando aquellos a quienes se les confía la realización de investigaciones significativas y la prestación de atención médica descartan los datos, se apegan a modelos obsoletos y se niegan a cambiar. Un futuro más saludable depende de la capacidad de aprovechar los conocimientos y las posibilidades que revela la diversidad de datos que ahora podemos recopilar y analizar, para poder brindar una atención de calidad”, dijo la Dra. Delgado.